2 comentarios

  1. Encuentro en Andrés Becerra
    que los dos versos finales
    desmienten a los leales
    sentimientos de su tierra.
    En el noveno encierra
    lo demostrado con gracia,
    pero en el décimo sacia
    el juicioso pensamiento
    asegurando al momento
    que un agüero lo desgracia.

    1. Don Hernán está en lo cierto,
      mas el sarcasmo estimulo…
      mientras más vida acumulo
      más cerca estoy de ser muerto. 😀 😀 😀

      Muchas gracias por la visita y por la participación rimada. Éxitos. 🙂

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.